Rumiaciones

entrada

Gerda Taro

Gerda Taro: Cinco milicianas

Sus fotos son menos conocidas que las de Capa —Caída de un miliciano— o la del soldado enarbolando la bandera soviética sobre el Reichstag al fin de la batalla de Berlín en 1945 de Yevgeny Khaldei o la del general Nguyen Ngoc Loan ejecutando a un prisionero durante la ofensiva del Tet en 1968 de Eddie Adams. Sin embargo, son muy pocos los fotógrafos o fotógrafas que pueden igualarse a la calidad humana y técnica que podemos observar —disfrutar— en las fotografías de la Guerra Civil Española creadas por Gerda Taro.

Las fotos de Taro muestran una extraordinaria empatía y afectuoso respeto por sus objetivos. Un buen número de sus fotos son de la retaguardia, no necesariamente tomadas durante una batalla, y en todas ellas ya se trate de la del niño herido bebiendo un jarro de leche, de la del soldado durmiendo después de una batalla, de la de los dos trabajadores en una fábrica de municiones, de la del grupo de mujeres refugiadas... encontramos una extraordinaria intimidad junto a una impecable belleza formal.

Gerda Taro, nacida Gerta Pohorylle el 1 de agosto de 1910 en Stuttgart, desde muy joven participó en movimientos socialistas. Fue brevemente detenida tras el ascenso de los nazis al poder lo que la llevó a huir a Francia donde conoció a Endre Erno Friedman, un fotógrafo húngaro y judío como ella a quién le creo el seudónimo Robert Capa. Convertidos en pareja, viajaron juntos a la Guerra Civil Española donde Taro murió víctima de un accidente durante la retirada tras la batalla de Brunete el 26 de julio de 1937.


© 2013 - 2024, Román Soto Feliú. All rights reserved.