Romper la puerta antes de salir de la habitación puede ser una secuencia cardinal por su oposición con abrir, pero hay que considerar" la continuación de la historia para decidirlo con seguridad. Del mismo modo abrir la puerta cuando alguien toca el timbre, en la mayoría de los casos será una catálisis trivial, pero es un meollo en el cuento del lobo y los siete cabritos. Y por eso es que nunca debe abrirse la puerta en las películas de crímenes, asesinatos, persecuciones o dictaduras.
La función de las unidades distribucionales es hacer avanzar la historia, pero no todas lo hacen de la misma manera. Un primer tipo de unidades —llamadas cardinales por Barthes y kernels (meollos) por Chatman— se distinguen porque siempre es posible reconocer en ellas una alternativa. Ubicadas en las bifurcaciones de la historia, estas unidades se caracterizan porque "abren, mantienen, o cierran, una . . . incertidumbre" (Barthes, 1966, 20).

Estas unidades cardinales de distinguen de las llamadas catálisis por Barthes y satélites por Chatman, que ocupan una posición intermedia entre las primeras y que sólo cumplen una función de transición entre un núcleo narrativo al otro.

Cierto, pero la importancia de las acciones no sólo está determinada por lo que las rodea —por las acciones anteriores que las provocan o por las consecuentes que desencadenan— sino también por el género al que pertenece la historia: las posibilidades narratológicas permitidas por su verosímil: el sistema de inclusiones y de exclusiones que rige su encadenamiento.

El cuento maravilloso se distingue del realista porque permite la inclusión de secuencias (intervención de auxiliares mágicos, por ejemplo) imposibles en este último. La pelea a puños en el salón es una catálisis trivial en un western, pero puede ser cardinal en otro género.

secuencias operativas

También existen secuencias operativas, cuya función es permitir verosimilmente el desarrollo de otras secuencias. A menudo se trata de detalles mínimos que sólo más adelante encuentran una significación en la cadena de acciones y de acontecimientos.

En el filme Honey, I shrunk the kids, por ejemplo, es necesario el fracaso del padre en la conferencia para que, frustrado, destruya la máquina empequeñecedora, barra la habitación y ponga, así, a sus hijos en la situación de tener que volver a la casa atravesando la "selva" del patio.

En Bleu de Kieslowski la secuencia en la que el niño testigo del accidente devuelve a Julie la cruz que su esposo le había regalado cumple una función indicial porque nos informa del estado de ánimo de Julie. Al mismo tiempo es operativa, porque permite al espectador entender la secuencia en la que Julie se encuentra con la amante de su marido y comprende cuánto ella significaba para aquél.



   back to home.