En oposición a un prejuicio estético-ideológico bastante arraigado, tanto o más importante que estudiar tal o cual texto definitivo es estudiar los textos de transición. El espacio de la semiosfera —escribe Lotman— es al mismo tiempo unificado y desigual, asimétrico y uniforme (1990, 131): un sistema siempre incluye lo que (a)parece superfluo y asistemático, lo externo y lo no-esencial.
La descripción de un periodo o de una generación cualquiera, pierde bastante de su valor heurístico —de comprensión de la dinámica y de la transformación del sistema— si focalizada únicamente en sus rasgos más distintivos —centrales— y no en los umbrales que conducen y unen uno al otro. Demasiado a menudo, de acuerdo a Lotman, la tensión entre los estratos se percibe en términos de lo que es indispensable para la descripción del sistema en oposicición a lo accesorio y marginal. El resultado inevitable es una descripción necesariamente reductiva y rígida, orientada hacia lo normativo, lo "sobresaliente" y lo específicamente característico, incapaz de dar cuenta de la fluidez que el sistema muestra en realidad. El espacio heteroglótico es híbrido. En oposición a un prejuicio estético-ideológico bastante arraigado, tanto o más importante que estudiar tal o cual texto definitivo es estudiar los textos de transición. El espacio de la semiosfera —escribe Lotman— es al mismo tiempo unificado y desigual, asimétrico y uniforme (1990, 131): un sistema siempre incluye lo que (a)parece superfluo y asistemático, lo externo y lo no-esencial. Bien puede ser que tal pintoresquismo, que tales "impurezas" constituyan lo más característico y definitorio de un período o de una cultura.

En una situación de constante heteroglosia —donde formas marginales y periféricas pueden bien ser reprimidas o excluidas, pero nunca erradicadas del todo— la descripción más adecuada de una realidad será una que rehuya la tendencia hacia la homogeneidad y hacia una clara delimitación de tipos, clases y períodos. Mientras creo en la posibilidad de aproximarse a las prácticas discursivas —al menos narrativas— de una comunidad determinada mediante un concepto abierto y dinámico de género, me parece más problemático hacerlo en términos de segmentaciones al interior de una continuidad multiestratificada y heteróclita. La extraordinaria heterogeneidad y dinamismo de las conexiones al interior del rizoma no permite periodos, sólo transiciones; no sólo de un período a otro, sino también de una a otra esfera.



   back to home.